En los próximos días presentaremos una nueva actualización para Windows Activation Technologies, el conjunto de componentes de activación y validación integrados en Windows 7. Llamada Actualización de Windows Activation Technologies para Windows 7, esta actualización detectará más de 70 explotaciones de activación conocidas y potencialmente peligrosas. Las explotaciones de activación en ocasiones son denominadas “hacks”, e intentan eludir o comprometer las tecnologías de activación de Windows. La actualización determinará si el Windows 7 instalado en la PC es original y protegerá mejor las PCs de los clientes, ya que asegurará que los componentes clave de la licencia permanezcan intactos.

¿Cuáles son los riesgos de las explotaciones de activación? Buscar, descargar o instalar explotaciones de activación o software pirata del Internet es riesgoso porque los sitios que anuncian esos productos pirata con frecuencia contienen software dañino, virus y troyanos, los cuales se encuentran integrados directamente en la explotación de la activación o en el software pirata. Un estudio realizado por la compañía de investigación IDC, The Risks of Obtaining and Using Pirated Software (Los riesgos de adquirir y utilizar software pirata), muestra que uno de cada cuatro sitios web que ofrecen software falsificado intentaron instalar código no solicitado o malicioso al momento de la descarga. Y esa práctica va en ascenso. Media Surveillance, una compañía de soluciones antipiratería ubicada en Alemania, recientemente descargó más de 500 copias piratas de Windows 7 (y explotaciones de activación de Windows) y detectó que el 32% poseía código dañino. Esas cifras son muy alarmantes, en especial si se considera que los distribuidores pueden estar utilizando esas descargas para afirmar que sus PCs cuentan con Windows original. Los compradores de PCs nuevas siempre deben revisar el Certificado de Autenticidad (COA) para verificar que la PC contenga Windows original. Los clientes pueden visitar nuestro sitio web Cómo identificar para ver imágenes de un COA original.

La actualización está diseñada para operar en todas las ediciones de Windows 7, aunque en un principio se distribuirá sólo para las ediciones Home Premium, Professional, Ultimate y Enterprise. Estará disponible en línea en www.microsoft.com/genuine a partir del 16 de febrero y en el Centro de Descargas Microsoft a partir del 17 de febrero. La actualización también se proporcionará como actualización ‘Importante’ más adelante este mes a través de Actualizaciones Windows.

A pesar de la que la Actualización no se ofrecerá directamente por medio de Windows Server Update Services (WSUS), que los clientes empresariales utilizan para administrar la distribución de actualizaciones de software en su ambiente de TI, un administrador de WSUS puede importar la Actualización hacia WSUS a través del catálogo de Actualizaciones Microsoft. Quisiera enfatizar que la Actualización es voluntaria, lo que significa que el usuario puede elegir no instalarla una vez que aparezca en Actualizaciones Windows. También quisiera recalcar que la instalación de esta actualización no pondrá en peligro la privacidad del usuario. Aunque la actualización contacte a los servidores de Microsoft para buscar amenazas nuevas, tal y como lo explico más adelante, la información que recibamos de las PCs durante esas revisiones no incluirá información personal ni otros tipos de datos que Microsoft pudiera utilizar para identificar o contactar al usuario. Esta actualización se apega al mismo conjunto estricto y seguro de los principios y políticas de privacidad que las otras descargas. Además, el usuario puede desinstalar la actualización en el momento que lo desee.

¿Cómo funciona? Una vez instalada, la Actualización protege a los clientes mediante la identificación de las explotaciones de activación conocidas que pudieran afectar la experiencia con su PC. Si se detecta alguna explotación de activación, Windows alertará al cliente y le ofrecerá opciones para resolver el problema —en muchos casos con sólo unos cuantos clics—. Las máquinas con software Windows 7 original sin explotaciones de activación no recibirán avisos —la actualización se ejecuta silenciosamente en el fondo para proteger al sistema—. Si Windows 7 no es original, las notificaciones integradas en Windows 7 informarán al usuario que su versión de Windows no es original mediante cuadros de diálogo informativos con opciones para que el cliente obtenga más información o adquiera una versión original de Windows. El fondo de la pantalla se convertirá en un escritorio normal en color negro (todos los íconos, gadgets y aplicaciones permanecerán en su lugar). Como alertas adicionales, el cliente recibirá recordatorios periódicos y verá una marca de agua permanente en el escritorio.

Cabe señalar que no se reducirá la funcionalidad de la copia de Windows del cliente —las aplicaciones funcionarán conforme a lo esperado y el acceso a la información personal no sufrirá cambios—. La Actualización realizará validaciones periódicas (inicialmente cada 90 días, pero en el caso de los sistemas con archivos de licencia modificados, desactivados o faltantes éstas se conducirán cada siete días). Durante la validación Windows descargará las “firmas” más recientes utilizadas para identificar nuevas explotaciones de activación —de manera similar a un servicio antivirus—. Si se detectan archivos de licencia modificados, desactivados o faltantes, la Actualización tiene la capacidad de restaurar dichos archivos, lo que asegura la integridad de la copia de Windows instalada en el sistema del cliente.

Joe Williams
Gerente General, Windows Original