Los siguientes consejos te ayudan a vencer el temor y empezar a disfrutar de las maravillas del comercio electrónico de manera segura:

 

· Asegúrate de saber con quién estás tratando.
Trata de conocer cuál es la dirección física del vendedor y sus teléfonos, por si llega a ser necesario extender un reclamo.

· Cerciórate de entender muy bien qué es lo que estás comprando.
Lee detenidamente la descripción del producto, especialmente la 'letra pequeña', además busca cualquier señal que indique que el producto o servicio está en liquidación por lo que no habrá devoluciones en un momento dado.

· Comprende bien el costo total del Producto o Servicio.
Internet es un medio ideal para comparar las distintas ofertas de aquello que deseas adquirir. Dedica un poco de tiempo a cerciorarte de obtener lo mejor por tu dinero, y no olvides incluir todos los cargos adicionales, como son impuestos, flete, embalaje, etc.

· Verifica los términos para devoluciones y reclamos de garantías.
¿Podrás devolver el producto o servicio si no fue satisfactorio? ¿Cuántos días tendrás para eso? ¿Puedes llevarlo personalmente a una oficina del proveedor? ¿Quién pagaría los gastos del envío de ser necesario? ¿Puedes cancelar tu compra si no recibes el bien en un plazo determinado? Todas estas son cuestiones de las que debes estar consciente y aceptar antes de hacer tu compra.

· Paga preferentemente con Tarjeta de Crédito.
En ningún caso es recomendable enviar dinero en efectivo. Además, verifica con el emisor de tu tarjeta de crédito si dispones de una protección en caso de que surja una controversia con la empresa vendedora.

· Mantén un registro de tus operaciones.
Guarda una copia impresa de la confirmación de la compra que acabas de hacer para cualquier aclaración futura, los mails intercambiados e incluso, las páginas web donde se confirme la operación. Puedes hacerlo utilizando las funcionalidades de tu navegador para Guardar (la página o el sitio) como, o para enviarlo por correo electrónico a tu propia casilla de mail; encuentra estas funciones en el menú Página.

· Busca las señales de seguridad.
Cerciórate de que el sitio en el que ingresarás tu número de tarjeta de crédito utiliza tecnología segura. La URL o dirección del navegador debe comenzar con https: donde la 's' significa 'Seguro' (verifícalo en la barra de direcciones). También es importante localizar el icono del candado en la barra de estado (parte inferior) del explorador.

· Revisa si el sitio cuenta con Sellos de Aprobación de entidades especializadas.