Habían pasado 2 semanas desde que volví de mi viaje por Latinoamérica, aún no puedo creer que me encuentre de regreso a mi ciudad natal, jamás había escuchado a tantas personas decir “¡Bienvenida a casa Angélica América!” y después de dormir en mi cama –por fin- me dispongo a enseñarles algunos consejos para que puedan aprovechar las herramientas que da Windows Live para poder compartir estas fechas con las personas que más nos importan.

Lo que quiero contarles ahora fue como mi primo Arturo me dio una idea que se convertiría en toda una experiencia usando algo tan práctico y común como Windows Live Messenger.

image

Me primo me pidió que iniciara una video llamada pues quería verme después de mi largo viaje, yo no sabía cómo hacerlo pero me explicó que sólo era necesario dar clic en la barra de herramientas, en la parte superior donde decía “video”

clip_image004

Cuando terminamos de saludarnos, reírnos un rato con los emoticones que descubrimos en la nueva versión de Messenger y después de ganarle en unos juegos que iniciamos vía el chat, comenzamos a platicar de mi viaje, al cabo de unos minutos notó que aunque estaba en casa no me sentía del todo de regreso, supongo que la cámara HD dejaba ver mejor mi rostro, y él se percató de cierta nostalgia que reflejaba mi cara, cuando insistió en saber la razón por la que me sentía así, decidí compartirle unas fotos y videos, usando la barra de herramientas que decía “archivos”.

clip_image006

Él vio las imágenes sin siquiera dejar la ventana de conversación y le platique que aunque me sentía contenta de estar de vuelta en casa extrañaba a los amigos que había hecho durante el viaje y después de que ellos habían compartido tanto conmigo yo quería celebrar estas fechas de fin de año con ellos, Arturo me sorprendió de pronto al decirme que eso lo podías hacer desde casa, al principio creí que estaba bromeando pero después de enviarme un correo platicándome sobre las nuevas funcionalidades de Windows Live, comencé a darme cuenta que el comentario de mi primo no era del todo descabellado, además una idea comenzó a formarse en mi cabeza. Continuará...