Cuando le preguntas a la mayoría de los usuarios de computadoras qué piensan de la fuente Verdana recibes una respuesta indiferente. En cambio, Helvética – adorada por los diseñadores – hasta hace una semana era la única fuente en la colección del Museo de Arte Moderno en Nueva York.

clip_image001

La semana pasada el MOMA anuncio que había adquirido 23 fuentes digitales para su Colección de Arquitectura y Diseño.

clip_image003

Verdana es una fuente diseñada específicamente para el monitor de la computadora, y no hace ninguna transición ni cambio de la pantalla al papel. Verdana esta diseñada para poder ser leída en tamaños pequeños. El periódico The New York Times cubrió todo esto detalladamente en un artículo donde explica incluso como la “I” es completamente diferente y distinguible del número 1.

Verdana tiene muchas características diseñadas para una lectura fácil, como por ejemplo, que ciertas letras no toquen el espacio de otras, o no se distorsiones aunque estén en modo “bold” o “negrita”. Probablemente cuando imprimes un documente en formato Verdana te es muy fácil de leer.

Verdana es una fuente versátil y extraordinariamente bien diseñada. Sorprende que Matthew Carter no haya sido nunca felicitado por el Museo de Diseño de Londres por diseñarla. Él diseño esta fuente para Microsoft y se lanzó junto con Windows e Internet Explorer 3.0.

¿Puede una fuente ser arte? Por supuesto que sí.