image

En el número de este mes de la revista Wired, su editor Chris Anderson habla de la creciente población de aviones pilotados de manera remota, pero no habla de los de uso militar. Los vehículos aéreos de los que habla Chris son construidos y creados por personas como él, alrededor del mundo. Existe incluso una comunidad en línea que Chris creó para personas que gustan de construir este tipo de aparatos en su tiempo libre para compartir sus ideas y experimentos. Además de ser una fuente creativa para aquellos que son más técnicos, estas naves también pueden utilizarse para propósitos más prácticos como revisar la cosecha o monitorear las algas del océano.

El crecimiento de esta comunidad le debe mucho al incremento de smartphones existentes. En algunas publicaciones en este blog durante el año pasado, hemos hablado sobre muchos de los sensores que existen en nuestras vidas y nuestros teléfonos son una gran fuente de estos. Los sensores encontrados en cualquier smartphone – GPS, magnetómetros, giroscopio y acelerómetro – son las mismas piezas que se requieren para crear un piloto automático para un vehículo no tripulado. Y la demanda por más y mejores smartphones ha llevado a mejorar el desempeño a un precio accesible. Lo que antes requería seis chips que costaban alrededor de 60 dólares, ahora se puede hacer con un solo chip por menos de 20.

clip_image001

Fuente Tabla Sensor: Invensens; Ilustraciones por Guz Wezerek – vía Wired

Y como testimonio a la Ley de Moore, mejoras adicionales se encuentran ya en el horizonte. Hace algunas semanas en Computex, Freescale introdujo los diseños de referencia para un solo chip que contiene siete sensores: giroscopio, acelerómetro, magnetómetro, altímetro, escoliómetro, termómetro y sensor de luz ambiente. Freescale lo nombra la plataforma de sensores de 12 ejes Xtrinsic, y aunque suene enredado, su potencial no se puede negar, tanto para desarrollar mejores naves no tripuladas como para ayudar en la fusión de datos desde diferentes fuentes. La referencia de diseño fue reseñada en un reciente artículo en Verge. Aquí el video.

El mundo de los sensores está aquí – algunos lo llaman ‘Internet de las cosas’, otros se enfocan en la gran cantidad de información (Big Data) que estos sensores generan pero hay algo muy cierto – han hecho nuestro mundo más instrumentado y más digital cada día. ¿Es algo bueno? A nivel personal creo que sí, pero como en los vehículos no tripulados, un mundo lleno de sensores generará tantas preguntas como respuestas en los años siguientes.

-- Steve Clayton

Este post fue publicado originalmente en: http://blogs.technet.com/b/next/archive/2012/07/03/smartphones-moore-s-law-and-the-age-of-domestic-drones.aspx