Sugerencias para padres

Es recomendable crear una lista de reglas que deben seguir los niños y las niñas siempre que estén en línea. Incluso puedes colocar estas reglas cerca del equipo. A continuación te ofrecemos tres sugerencias:

  1. Nunca dar el nombre, número de teléfono, dirección, contraseñas, número de la seguridad social o números de tarjeta de crédito.
  2. Si hay algo en el equipo que te provoca incomodidad, apágalo.
  3. Nunca acuerdes citas con alguien que hayas conocido en línea (y no creas que por haber estado chateando mucho tiempo con esa persona se ha transformado en un amigo confiable).

Internet ofrece a la niñez todo un mundo de nuevas formas de ampliar conocimientos, juegos, ver películas e investigar ideas. A estas ventajas se agregan algunos retos. La buena noticia es que puedes adoptar medidas para proteger a tus hijos en línea y enseñarles a utilizar Internet de un modo que los mantenga a salvo. Aunque no existe ninguna tecnología que pueda reemplazar a los padres, existen formas de utilizar el software que los protege del contenido no apropiado o de personas malintencionadas.

A continuación algunas sugerencias para proteger la privacidad y la seguridad de tus hijos cuando utilicen el equipo.

Paso 1:
Decide los sitios de Internet a los que puede ir tu hijo.

Si no dedicas mucho tiempo a Internet, el primer paso debe consistir en hacerte una idea del panorama. Aunque estés familiarizado con sitios Web que sean de tu interés, es recomendable que visites algunos sitios para este segmento de la población. Presta atención especial a los sitios que recopilan información personal.

No faltan lugares seguros en Internet para los niños. Si no estás de acuerdo con la declaración de privacidad de un determinado sitio o si no deseas proporcionar información personal de tu hijo, realiza una búsqueda y encontrarás un sitio similar donde no se solicita información de ningún tipo.

Bloquear el contenido no adecuado.
Una de las mejores defensas contra el contenido no adecuado es bloquearlo antes de tener acceso a él. Con el software de Microsoft existen distintas formas de hacerlo como explicamos más adelante.

Asesor de contenido de Internet Explorer.
Como madre, padre o tutor tienes formada una opinión acerca del tipo de contenido que resulta adecuado para tu hijo según su edad, madurez y creencias personales. La característica Asesor de Contenido de Microsoft Internet Explorer (desde la versión 6 en adelante) te ayuda a limitar lo que tu hijo puede ver en línea. Puedes establecer los límites según tus propios criterios, las reglas PICS (Platform for Internet Content Selection, Plataforma para la selección de contenido de Internet) (en inglés) o el sistema de valoración de otra organización que sea de tu confianza. Estos controles de clasificación normalmente proporcionan niveles graduados de opciones de privacidad que contribuyen a impedir la presentación de contenido no adecuado (lenguaje obsceno, desnudos, sexo, violencia, armas, drogas) siempre que los sitios Web que visite tu hijo coloquen información precisa para la clasificación de contenido en cada página.

Protección infantil de Windows Live.
El software y los servicios online de Microsoft (Messenger) también incluyen protección infantil para proteger a tu hijo del contenido no adecuado. Puedes elegir distintos niveles de seguridad para cada uno de tus hijos, según su edad y nivel de madurez. Las características de protección infantil (en inglés) proporcionan una lista completa de lo que Windows Live puede hacer por ti y por tus hijos.

Protección infantil de Xbox.
La consola de videojuegos Microsoft Xbox también incluye una protección infantil que permite restringir la capacidad del niño para jugar a juegos no adecuados o ver películas DVD inapropiadas. Para obtener más información acerca de cómo estar seguros cuando juegan en Internet, consulta Sugerencias de seguridad para niños y juegos.

Paso 2:
Aumentar la seguridad y la privacidad

Además de bloquear el contenido no adecuado, es recomendable bloquear los sitios y las descargas que puedan suponer un riesgo para la seguridad y la privacidad. Se recomiendan las sugerencias siguientes aunque tus hijos no utilicen nunca el equipo.

Crear distintas cuentas de usuario.
Microsoft Windows XP Home Edition y otras versiones de Windows permiten crear varias cuentas de usuario para el equipo. Cada usuario puede iniciar la sesión independientemente y tiene un perfil único con su propio escritorio y carpeta ‘Mis documentos’. Como padre puedes asignarte una cuenta de administrador con control total sobre el equipo y asignar a tus hijos cuentas de usuario limitado con controles restringidos. Los usuarios limitados no pueden cambiar la configuración del sistema ni instalar hardware o software nuevo, que incluye la mayoría de los juegos, reproductores de medios y programas de chat. Para obtener más información acerca de cómo configurar distintas cuentas de usuario, consulta Compartir un equipo: introducción.

Ajustar la configuración de seguridad del explorador Web.
También puedes proteger a tus hijos mediante el explorador Web. Internet Explorer ayuda a controlar las preferencias de seguridad y privacidad al permitir asignar niveles de seguridad a sitios Web. También protege tu privacidad mientras estás en la Web porque proporciona características que contribuyen a controlar el modo en que los sitios Web realizan un seguimiento de tus actividades (a través de cookies).

Paso 3:
Realiza un seguimiento de los sitios que visitan tus hijos

Es posible que no siempre puedas estar presente mientras tus hijos navegan por Internet. Pero puedes consultar en otro momento qué sitios han visitado en la Web utilizando el Historial de Internet Explorer. Para ver esta información, haz clic en el botón Historial en la barra de herramientas del explorador. Para obtener más conocimiento acerca de cómo utilizar la lista de historial, consulta Buscar y volver a las páginas Web que se han visitado recientemente (en inglés).

Paso 4:
Recuerda a los niños que no dialoguen con desconocidos en línea

Los chats en tiempo real y la mensajería instantánea pueden constituir una forma estupenda para que los niños hablen de sus asuntos y se conecten con amigos. Pero el anonimato de Internet también puede suponer un riesgo para ellos y ser víctimas de impostores y pedófilos.
El hecho de estar durante cierto tiempo en contacto con un contacto virtual, no lo transforma en un amigo. Asegúrate que utilicen estos servicios para comunicarse con sus conocidos del mundo real o familiares únicamente.

10 cosas que puedes enseñar a tus hijos para mejorar su seguridad Web.

Internet puede ser un lugar excepcional para que los niños aprendan, se entretengan, charlen con amigos del colegio o, simplemente exploren información de su interés. Pero al igual que el mundo real, la Web puede ser peligrosa. Antes de dejar que tu hijo se conecte sin tu supervisión, asegúrate de establecer un conjunto de reglas que todos puedan aceptar.

  1. Anima a tus hijos a compartir sus experiencias en Internet contigo. Disfruta de Internet con tus hijos.
  2. Enseña a tus hijos a confiar en su instinto. Si algo en línea les pone nerviosos, deben decírtelo.
  3. Programas de mensajería instantánea, videojuegos en línea u otras actividades en Internet que requieran un nombre de inicio de sesión para identificarse, ayúdales a elegirlo y asegúrate de que no revele ninguna información personal.
  4. Insiste en que tus hijos nunca faciliten su dirección, número de teléfono u otra información familiar o personal, como la escuela a la que van o dónde les gusta jugar.
  5. Enseña a tus hijos que la diferencia entre lo que está bien y lo que está mal es la misma en Internet que en la vida real.
  6. Muestra a tus hijos cómo respetar a los demás en línea. Asegúrate de que sepan que las reglas de buen comportamiento no cambian sólo porque estén en un equipo informático.
  7. Insiste en que tus hijos respeten la propiedad de los demás en línea. Explícales que realizar copias ilegales del trabajo de otras personas (música, videojuegos y otros programas) es robar.
  8. Dile a tus hijos que nunca deben acordar una cita en persona con quienes hayan conocido en línea. Explícales que los amigos en línea pueden no ser quienes dicen ser, y descubrirlo en esa cita puede ser demasiado tarde .
  9. Enséñale a tus hijos a que no todo lo que lean o vean en línea es verdad. Anímalos a preguntarte si no están seguros de alguna actividad en Internet.
  10. Controla la actividad en línea de tus hijos con software de Internet avanzado. La protección infantil puede filtrar contenido perjudicial, supervisar los sitios que visitan y averiguar lo que hacen en ellos.

Nuevos desafíos para jóvenes y adolescentes (y para sus padres)

Generalmente los jóvenes conocen más que sus padres acerca de cómo funcionan los servicios de Internet, sobre todo los nuevos, como las redes sociales, los portales que permiten publicar breves mensajes sobre lo que se está haciendo en cada momento, los fotologs o videologs.

Han escuchado recomendaciones de seguridad, pero generalmente minimizan los riesgos. Competir por tener la mayor cantidad de firmas tras publicar una foto o tener la mayor lista de contactos en el servicio de mensajería instantánea son juegos que encierran riesgos.

Es clave que exista un diálogo fluido con ellos para que sientan la confianza necesaria para compartir cualquier situación que los afecte, ya sea emocionalmente o con perjuicios directos. Algunos temas para tener en cuenta:

· Las fotos en Internet son muy fáciles de copiar, modificar y luego volver a publicar. De esta forma, personas que deseen molestar pueden poner en línea imágenes desvirtuadas que molesten o generen algún perjuicio. Lo ideal es compartir fotos sólo con amigos y familiares en sitios que permitan elegir quiénes pueden tener acceso a verlas.

· Mentir para no dar datos personales cuando un desconocido pregunta a través de una sesión de chat (en foros, en salas de juegos online o mediante la mensajería instantánea), no es una buena idea. En Internet no es posible tener certeza respecto a quien está del otro lado –salvo que se utilice una cámara web, lo cual no está recomendado para comunicaciones con “conocidos virtuales” (que en realidad son desconocidos)- por lo que bien podría suceder que el interlocutor también esté mintiendo, y lo pueda hacer incluso mejor. Si alguien pide datos personales por Internet, lo mejor es abandonar la conversación con esa persona.

· Mantener conversaciones con desconocidos a lo largo de mucho tiempo no los transforma en conocidos. La supuesta familiaridad que puede brindar el hecho de encontrar siempre a “la misma persona” online durante meses, no garantiza que sea quien dice ser.

· El cyberbullying está creciendo en el mundo y ya ha generado sucesos lamentables. Esta práctica de hostigamiento virtual puede afectar a niños o jóvenes especialmente sensibles a las molestias –sean con mala intención o como broma-. Es importante que los adultos estén atentos a cambios de conducta repentinos o a un uso de Internet que presente alguna particularidad llamativa, para poder indagar en un marco de confianza y conversar sobre el problema. En la Red cualquiera puede publicar prácticamente cualquier cosa, pero existen mecanismos de los servicios online e incluso leyes que protegen a los usuarios contra la difamación y el acoso virtual. Pero lo más importante es que cada individuo pueda entender la situación y no dejar que le afecte dramáticamente.

Qué hacer en caso de problemas

Si alguien amenaza o acosa continuamente a tus hijos, o si intenta proponerles encuentros cara a cara con fines ilícitos, utilizando alguna propuesta supuestamente atractiva como regalarles algo o lo que fuera, denuncia el problema a:

· Su escuela u organización comunitaria si tu hijo está siendo acosado en línea por otro estudiante o compañero de clase.

· La Policía local. Si crees que tu hijo está en peligro directo, llama teléfono de emergencias de tu país.

Ningún método de seguridad es completamente infalible, por eso es importante que tomes en cuenta estas recomendaciones en el uso de Internet y mantengas las buenas prácticas de uso de tu computadora. Encuentra en Navega Protegido más información y videos explicativos para saber cómo realizar las tareas habituales de protección.