[WINDOWS 8] Pantalla táctil, teclado y mouse: integración perfecta

Windows 8 es práctico y se ha diseñado para que no tengas que elegir. No tienes que “trabajar” en tu PC y “jugar” en tu tableta. La forma más eficaz de hacer lo que quieres está disponible al instante. Tanto si trabajas con aplicaciones, lees un libro, escribes sobre la marcha con la pantalla táctil, creas un proyecto que requiere la eficacia de un mouse y un teclado tradicionales o haces todo esto a la vez, Windows 8 te lo pone fácil. Puedes usar lo que sea más adecuado en ese momento. Sin renunciar a nada.

En las nuevas Windows PC con funciones táctiles, todo lo que haces con un mouse y un teclado lo puedes hacer con el tacto. Puedes pasar de una aplicación a otra, organizar tu pantalla Inicio, realizar movimientos panorámicos y hacer zoom. Con el teclado táctil, puedes navegar, escribir e interactuar mientras te desplazas. Como la forma en que trabajas varía en función de las aplicaciones que usas, Windows 8 te permite usar fácilmente el método que prefieras.

El teclado táctil tiene dos modos diseñados para adecuarse a tu forma de trabajar. Verás un teclado completo con botones grandes o un exclusivo teclado para pulgares con las teclas separadas a cada lado de la pantalla, que te resultará sencillo y más cómodo cuando lo uses mientras estás en movimiento. Podrás escribir con toda naturalidad tanto si estás sentado como si caminas por la calle.

clip_image002

Escribe con toda naturalidad con el teclado táctil

El teclado táctil de Windows 8 te permite escribir de manera más precisa. La tecnología del teclado se ha diseñado para aumentar la eficacia y reducir los errores. Si escribes incorrectamente una palabra, Windows 8 te sugerirá palabras conforme escribes para que puedas corregir los errores ortográficos con solo un toque.

clip_image004

El innovador teclado para pulgares permite escribir más fácilmente en dispositivos portátiles

El teclado de Windows 8 habla tu idioma. En los nuevos equipos táctiles, el diseño del teclado se ajusta automáticamente al idioma que eliges para Windows, de manera que la configuración de idioma se aplica a todo el equipo y no solo a algunas aplicaciones. Tanto si quieres escribir y hacer clic, deslizar rápidamente el dedo y pulsar, o una combinación de ambos métodos, con Windows 8 puedes navegar y trabajar de manera sencilla y eficaz en el idioma de tu elección.