Peace One Day y Skype ayudan a los jóvenes a buscar la paz mundial

La escritora invitada, Monique Coleman es actriz, abogadas y Embajadora de Educación para Peace One Day.

El pasado 21 de septiembre celebramos el Día Internacional de la Paz, reconocido por la ONU. Gente de todo el mundo se reunió en nombre de la paz para demostrar cómo el diálogo es una más poderosa herramienta para resolver conflictos que recurrir a la violencia.

Se estima que más de 600 millones de personas alrededor del mundo sabían del Día de la Paz este año. Me siento honrada y agradecida de haber sido testigo de tan profunda expresión de gente unida en todo el mundo. En Holanda, Peace One Day realizó el evento anual del Día de la Paz en el Peace Palace en The Hague, donde asistentes de todas las edades y nacionalidades se tomaron un momento para compartir lo que para ellos significa la paz en esta Cabina de Mensajes de Video de Skype:

Este año, Peace One Day lanzó una nueva iniciativa educativa que busca llegar a la juventud de todo el mundo para que participen en conversaciones sobre la paz. Cada una de estas “Pláticas sobre la Paz”introdujo a dos aulas de diferentes culturas en distintas ubicaciones del mundo a través de Skype, para permitirles conocerse y compartir sus historias. Durante estas pláticas, discutieron cómo podían juntarse para crear un mundo menos violento. Aunque con diferencias culturales, los estudiantes encontraron que tenían más similitudes que diferencias y que contaban con una pasión compartida para crear un futuro más brillante para toda la gente del mundo.

Al mirar hacia 2014, liderada por su fundador Jeremy Gilley, Peace One Day realizará más de esas conversaciones y buscará que los jóvenes no sólo generen ruido, que también tomen un papel activo en busca de crear la paz mundial. Hay una gran oportunidad para que los profesores involucren a sus estudiantes a través de Skype en el aula. Educadores de todo el mundo ya utilizan Skype para mostrar a sus alumnos nuevas culturas e inspirarlos para que se conviertan en buenos ciudadanos globales.

Como actriz, cuento historias que impactan las vidas de las personas y me encanta. Como Embajadora de Educación para Peace One Day, puedo ayudar a gente real a dar forma a su historia personal y reimaginar el mundo de manera más pacífica. Este es, por mucho, mi “papel” más grande. He viajado por el mundo para platicar con niños y adultos sobre en qué lugar estamos en el mundo con respecto a la paz. He tenido el placer de ser parte del tañido ceremonial de la Campana de la Paz en las Naciones Unidas durante el Día de la Paz, en el que sentí un tranquilizador sentimiento de solidaridad y seguridad. He escuchado y compartido palabras positivas de esperanza y optimismo de jóvenes en buen estado físico y económico. También he visto la ansiedad y disparidad en los ojos de aquellos que se enfrentan a la extrema pobreza y circunstancias como tráfico y abuso. Mi sincera esperanza es que más gente decida buscar la paz en lugar de pelear por ella.

Con la ayuda de Peace One Day, continuaremos con la movilización de nuestros millennials. Con el uso de la tecnología y de recursos como Skype, los expondremos a las realidades de gente joven como ellos, que viven en países en guerra en regiones como el Medio Este y África. Los haremos conscientes de la división, así como de la correlación directa entre la pobreza y la guerra. Para resolver el gran problema, primero debes ir a la raíz y nuestra juventud tiene el poder de hacerlo.

¡Sean parte de la conversación! Sigan a Monique Coleman en Twitter y Facebook.