Skype reúne aulas en Nueva Zelanda y California

¿Cómo hacer que un plan de clases cobre vida? Es una pregunta que se hacen los profesores casi a diario. Cada vez más profesores encuentran su respuesta a través de nuestro Skype en su aula, que ha abierto a profesores y alumnos un mundo de viajes de campo virtuales.

Aunque los profesores ya saben del valor del aprendizaje práctico, las limitantes físicas y logísticas en ocasiones se interponen en el camino. Introducir Skype en las aulas les permite a los profesores tener acceso directo a exploradores, artistas, científicos e incluso líderes de negocio alrededor del mundo. Estas experiencias en tiempo real suceden sin tener que dejar el aula, y enriquecen el aprendizaje mientras que amplían las perspectivas del mundo que tienen los estudiantes.

Nos emociona ver cómo se entusiasman los estudiantes conforme se preparan para llamar a otros alumnos más allá del Atlántico y cómo se llenan de orgullo los profesores al saber que sus esfuerzos en el aula expanden los horizontes de la juventud actual.

Pensamos que ustedes disfrutarán algo de cómo los profesores utilizan Skype en sus aulas para enriquecer el aprendizaje. Y una videollamada recienteentre estudiantes de Farm Cove Intermediate School en Auckland, Nueva Zelanda y Covington Elementary School en Los Altos, California es un ejemplo maravilloso.

La llamada no sólo da a los estudiantes una lección moderna de cómo hablar en público, también les permite comparar notas y colaborar con jóvenes de otras partes del mundo. En tiempos recientes, los estudiantes utilizan el pensamiento explorativo mientras disfrutan del intercambio cultural. Y los niños aprenden sobre otras culturas no a través de libros, sino al hablar en vivo y en directo con otros.

Vean lo que pasó cuando las clases se conocieron por primera vez a través de Skype:

Cuando preguntamos a la profesora Croft, del 5to. año de Covington Elementary School, por qué eligió utilizar Skype, nos comentó que descubrió que era una herramienta educacional muy sencilla y efectiva. Pero más importante, sus estudiantes lo aman. Cuando les dijo que podrían hacer una videollamada con el aula del profesor D’Ambrosio en Auckland, los niños saltaron emocionados de sus asientos.

Ese es el tipo entusiasmo que es compartido en aulas de todo el mundo por estudiantes cuyos profesores aprovechan Skype en formas creativas.

Nos encantaría escuchar de ustedes sobre cómo Skype les ayuda a involucrarse con los nativos digitales que se encuentran en sus aulas.